1 de Julio - Fiesta de la Preciosísima Sangre de Jesús

NOS REDEMISTE, oh Señor, con tu Sangre, a nosotros hombres de toda tribu, lengua, y pueblo y nación, y nos hiciste un reino para nuestro Dios. V/.- Las misericordias de Dios cantaré eternamente de generación en generación proclamará mi boca tu verdad. (introíto de la Misa)

Avisos del verano

Viernes: Primer Viernes - adoración al Santísimo después de misa hasta las medianoche.
Sábado: Primer sábado - Rosario al Parque de la Oeste a las 6 de la tarde.

Todo el mes de Julio y de Augusto: NO hay misa de la mañana en la Casa Santa Teresa de Jesús.
Misa diaria a las 20 h en la Iglesia Nuestra Señora de la Paz.
Domingos y festivos: 10:45 h y 20 h en N. S. de la PAz

16 / 18 de Julio: Jornadas de Convivencia y formación

Letanías de la Preciosísima Sangre de Jesús


Señor ten piedad de nosotros - Señor ten piedad de nosotros!
Cristo ten piedad de nosotros - Cristo ten piedad de nosotros!
Señor ten piedad de nosotros - Señor ten piedad de nosotros!
Cristo, escúchanos! - Cristo escúchanos benignamente!
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros!
Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros!
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros!
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros!
L: ¡OH PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO, SANGRE DE SALVACIÓN!
R: SÁLVANOS A NOSOTROS Y AL MUNDO ENTERO!
Océano de la Sangre de Jesucristo, ¡libéranos!
Sangre de Jesucristo llena de santidad y compasión, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y poder, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe cristiana, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina caridad, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están atados, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos, ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza católica ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana, ¡libéranos!
SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO, SANGRE SANADORA, ¡SÁLVANOS!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de Dios, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los guerreros cristianos, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de Resurrección ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los Ángeles del Cielo, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, poder del Espíritu Santo, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los gentiles, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la tierra, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, arco iris en el Cielo, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños inocentes, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en nuestros corazones, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo, ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre, ¡sálvanos!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Lava los pecados del mundo!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Purifica el mundo!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Enséñanos como consolar a Jesús!

OREMOS.

Oh Preciosísima Sangre de nuestra salvación, creemos, esperamos y confiamos en ti. Libera a todos aquellos que están en manos de los espíritus infernales, te rogamos. Protege a los moribundos de toda obra de los espíritus malignos y dales la bienvenida a Tu eterna gloria. Ten misericordia del mundo entero y fortalécenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón. Te adoramos, Oh Preciosa Sangre de Misericordia. Amén.




L: Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo.
R: Sana las heridas del Sacratísimo Corazón de Jesús.

Se repite 3 veces.

Quarto domingo después de Pentecostés



Bautizos y confirmaciones

Tuvimos la gracia de vivir en la iglesia de la Paz el sábado pasado unos bautizos de adultos, confirmaciones y luego la Santa Misa. Don Alfonso Lozano Lozano, nuestro Vicario Episcopal celebró con gran dignidad, predicó muy bien y fue muy cariñoso con los que recibieron los Sacramentos y sus familias y amigos.
Realmente damos muchas gracias a Dios y rezamos especialmente por los bautizados y confirmados.

Ordenaciones en Gricigliano

el miércoles 2 de julio serán ordenados 2 diáconos españoles y un subdiácono, también de España.
Rezamos también por los 8 diáconos  que van recibir el don del Sacerdocio.
(4 en Florencia, y 4 en Saint Louis, USA)

Concurso de catecismo

Este sábado tendremos el tradicional Concurso de catecismo en la hospedería del Valle de los Caídos. Comenzaremos a las 13 h en la sala. Saldrán coches desde la Casa de Santa Teresa de Jesús a las 12 h. Será un día de Jornada de Convivencia y Formación.

Después del concurso comeremos y por la tarde tendremos conferencia, confesiones y Misa a las 7 de la tarde.

Jornadas de Convivencia y Formación en Los Molinos

Desde el lunes 16 de julio al miércoles 18 tendremos unas Jornadas en Los Molinos sobre la Restauración de la Cultura Cristiana.
Mas información

El jueves tendremos adoración hasta las 10 de la noche.
El viernes tendremos la adoración de fin de actividades anuales con el grupo de Isabel la Católica, desde las 9 menos cuarto de la noche hasta las 10.


Fiesta del Sagrado Corazón



Al Divino Esposo no le agradan sólo las grandes obras de las personas devotas, sino también las más pequeñas y bajas; y,  para servirle como le place, hay que cuidarse mucho de servirle bien en las cosas grandes y en las pequeñas y despreciables ya que podemos de igual modo tanto con unas como con otras, robarle el corazón por amor.

Prepárate, pues Filotea, a padecer muchas y grandes aflicciones por el Señor e incluso el martirio; disponte a darle todo lo de más precio y más querido que tengas si tuviera a bien tomarlo. Pero mientras la Divina Providencia no te envía aflicciones tan sensibles y grandes y no te pide tus ojos, dale al menos tus cabellos: es decir, soporta con dulzura esas pequeñas ofensas, estas pequeñas incomodidades, estas pérdidas de poca importancia que te ocurren a diario, pues mediante estas pequeñas ocasiones, aprovechadas con amor y dilección, ganarás enteramente su corazón y lo harás todo tuyo.

Estas pequeñas caridades diarias, este dolor de cabeza, este dolor de muelas, esta indisposición, esta manía del marido o de la mujer, esta rotura de un vaso, este desprecio o este gesto, esta pérdida de guantes, de una sortija, de un pañuelo, esta pequeña incomodidad que uno se impone de ir a acostarse temprano y levantarse pronto para orar, en suma, todos esos pequeños sufrimientos recibidos y abrazados con amor contentan sobremanera la Bondad Divina.
San Francisco de Sales, Filotéa, 3a parte, XXXV
O Sacrum Convivium! ¡Oh sagrado banquete!
en el que Cristo es recibido,
la memoria de su Pasión es renovada,
la mente se llena con la gracia,
y un juramento de gloria futura nos es dado.
Aleluya. 
 

Avisos de la semana

Miércoles: catecismo de confirmación de adultos a las 9 de la noche
Jueves: adoración después de Misa hasta las 10 de la noche
Viernes es la fiesta del Sagrado Corazón: Misas a las 7:30 h en la Casa de Santa Teresa de Jesús y a las 20 h en N. S. de la Paz, seguida de adoración al Santísimo hasta las 10 de la noche. 
 
Corpus en el seminario de Gricigliano
Lauda Sion Salvatorem!
Alaba, alma mía a tu Salvador; alaba a tu guía y pastor con himnos y cánticos.
Pregona su gloria cuanto puedas, porque Él está sobre toda alabanza, y jamás podrás alabarle lo bastante.

El tema especial de nuestros loores es hoy el pan vivo y que da vida.
El cual se dio en la mesa de la sagrada cena al grupo de los doce apóstoles in género de duda.
Sea, pues, llena, sea sonora, sea alegre, sea pura la alabanza de nuestra alma.
Pues celebramos el solemne día en que fue instituído este divino banquete.
En esta mesa del nuevo rey, la pascua nueva de la nueva ley pone fin a la pascua antigua.
Lo viejo cede ante lo nuevo, la sombra ante la realidad, y la luz ahuyenta la noche.
Lo que Jesucristo hizo en la cena, mandó que se haga en memoria suya.
Instruídos con sus santos mandatos, consagramos el pan y el vino, en sacrificio de salvación.
Es dogma que se da a los cristianos, que el pan se convierte en carne, y el vino en sangre.
Lo que no comprendes y no ves, una fe viva lo atestigua, fuera de todo el orden de la naturaleza.
Bajo diversas especias, que son accidente y no substancia, están ocultos los dones más preciados.
Su carne es alimento y su sangre bebida; mas Cristo está todo entero bajo cada especie.
Quine lo recibe no lo rompe, no lo quebranta ni lo desmembra; recíbese todo entero.
Recíbelo uno, recíbenlo mil; y aquél lo toma tanto como éstos, pues no se consume al ser tomado.
Recíbenlo buenos y malos; mas con suerte desigual de vida o de muerte.
Es muerte para los malos, y vida para los buenos; mira cómo un mismo alimento produce efectos tan diversos.
Cuando se divida el Sacramento, no vaciles, sino recuerda que Jesucristo tan entero está en cada parte como antes en el todo.
No se parte la sustancia, se rompe sólo la señal; niel ser ni el tamaño se reducen de Cristo presente.
He aquí el pan de los ángeles, hecho viático nuestro; verdadero pan de los hijos, no lo echemos a los perros.
Figuras lo representaron: Isaac fue sacrificado; el cordero pascual, inmolado; el maná nutrió a nuestros padres.
Buen pastor, pan verdadero, ¡oh Jesús!, ten piedad. Apaciéntanos y protégenos; haz que veamos lo bienes en la tierra de los vivientes.
Tú, que todo lo sabes y puedes, que nos apacientas aquí siendo aún mortales, haznos allí tus comensales, coherederos y compañeros de los santos ciudadanos.
Amen.
Santo Tomás de Aquino.

Santísima Trinidad - Avisos de la semana



Avisos de la semana


- El miércoles catecismo de confirmación de adultos a las 9 de la noche.
- El jueves celebramos la fiesta de Corpus Christi, tendremos Misas a las 7:30 h en la Casa de Santa Teresa y a las 8 de la tarde aquí en Nuestra Señora de la Paz, y después adoración al Santísimo hasta las 10 de la noche.
- El viernes catecismo de confirmación de niños desde las 6 de la tarde hasta las 7 de la tarde.
- El viernes es primer viernes de mes y tendremos adoración al Santísimo hasta medianoche.
- El sábado, primer sábado de mes, tendremos Santo Rosario en el Paseo de Camoens a las 5 de la tarde.
El sábado los catecismos habituales de primera comunión y confirmación.


El sábado 16 de junio a las 12 hs el Vicario Episcopal de la zona, Don Alfonso Lozano Lozano vendrá para celebrar bautizos de adultos y confirmaciones. Seguido de la Santa Misa. Les invito a todos.



Elevación a la Trinidad - de Santa Isabel de la Trinidad


Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro! Ayúdame a olvidarme enteramente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquila, como si mi alma estuviera ya en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, ¡oh mi Inmutable!, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.

Inunda mi alma de paz; haz de ella tu cielo, la morada de tu amor y el lugar de tu reposo. Que nunca te deje allí solo, sino que te acompañe con todo mi ser, toda despierta en fe, toda adorante, entregada por entero a tu acción creadora.

¡Oh, mi Cristo amado, crucificado por amor, quisiera ser una esposa para tu Corazón; quisiera cubrirte de gloria amarte… hasta morir de amor! Pero siento mi impotencia y te pido «ser revestida de Ti mismo»; identificar mi alma con todos los movimientos de la tuya, sumergirme en Ti, ser invadida por Ti, ser sustituida por Ti, a fin de que mi vida no sea sino un destello de tu Vida. Ven a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.

¡Oh, Verbo eterno, Palabra de mi Dios!, quiero pasar mi vida escuchándote, quiero hacerme dócil a tus enseñanzas, para aprenderlo todo de Ti. Y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas las impotencias, quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en tu inmensa luz. ¡Oh, Astro mío querido!, fascíname para que no pueda ya salir de tu esplendor.

¡Oh, Fuego abrasador, Espíritu de Amor, «desciende sobre mí» para que en mi alma se realice como una encarnación del Verbo. Que yo sea para El una humanidad suplementaria en la que renueve todo su Misterio.

Y Tú, ¡oh Padre Eterno!, inclínate sobre esta pequeña criatura tuya, «cúbrela con tu sombra», no veas en ella sino a tu Hijo Predilecto en quien has puesto todas tus complacencias.

¡Oh, mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad donde me pierdo!, yo me entrego a Ti como una presa. Sumergíos en mí para que yo me sumerja en Vos, mientras espero ir a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas.

Chartres 2018



El capítulo Nuestra Señora del Pilar ha recorrido por segundo año consecutivo los 100 km que separan la catedral de Notre-Dame de París de la catedral de Notre-Dame de Chartres.
La peregrinación comenzó el sábado con la Santa Misa en la catedral de Notre-Dame de París a la que asistió el obispo auxiliar de Paris Su Excia. Revma. Mons. Denis Jachiet y finalizó el día de Pentecostés en la catedral de Chartres con una hermosa ceremonia presidida por Su Emcia. Revma. el cardenal Robert Sarah y a la que asistió el obispo de Chartres Su Excia. Revma. Mons. Philippe Christory

Además tuvimos el gran honor de recibir la reliquia del corazón de san Padre Pio que fue traída por los padres capuchinos de San Giovanni Rotondo y que estuvo presente tanto en la Santa Misa de partida como en la Misa de clausura donde los peregrinos pudieron acercarse para venerar tan importante reliquia. 


Llegada a la Catedral Notre Dame de París


Santa Misa en Notre Dame de París




Faltan 110 kilómetros...




Después de haber recibido la bendición del Mons. Denis Jachiet los 12.000 peregrinos de todas las nacionalidades agrupados en los diferentes capítulos comenzaron una peregrinación durante tres días por los campos franceses. 









Estos tres días caminando bajo el sol han estado marcados por la alegría y el recogimiento donde en los diferentes capítulos se alternaban los cánticos con rosarios, meditaciones, conversaciones, risas, confesiones y un largo etcétera.





La santa Misa el Domingo de Pentecostés
 Celebra Don Benoit Paul Joseph de la Hermandad de San Pedro


Este año el tema de la peregrinación era san José, Siervo y Padre, y ha contado con un patrón por cada día de camino; Santa Teresa de Jesús, el Santo hermano Andrés de Montreal y el Beato Carlos de Austria.

Llegada a Chartres


El segundo día fuimos recibidos en el campamento por el obispo de Chartres que presidió por la noche la vigilia de adoración en la que los peregrinos que quisieron se pudieron consagrar a María Santísima.


SE el Cardenal Sarah celebra la Santa Misa en la Catedral de Chartres



La Misa de clausura por la fiesta de Pentecostés fue una ceremonia pontifical celebrada con toda solemnidad por el Cardenal Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, que pronunció una homilía que no dejo indiferente a nadie.

El Cardenal Sarah durante la homilía


Debemos proclamar al mundo que nuestra esperanza tiene un nombre: ¡Jesucristo, el único Salvador del mundo y de la humanidad! ¡Ya no podemos estar en silencio!
Queridos peregrinos de Francia, ¡miren esta catedral! ¡Sus antepasados ​​la construyeron para proclamar su fe! Todo, en su arquitectura, su escultura, sus ventanas, proclama la alegría de ser salvo y amado por Dios. Sus antepasados ​​no fueron perfectos, no carecieron de pecados. ¡Pero querían dejar que la luz de la fe iluminara su oscuridad! 
Hoy, tú también, Pueblo de Francia, ¡despierta! ¡Elige la luz! ¡Renuncia a la oscuridad! 
¿Cómo puede hacerse esto? El Evangelio nos dice: “El que obra según la verdad sale a la luz”. Dejemos que la luz del Espíritu Santo ilumine nuestra vida de manera concreta, incluso en las partes más íntimas de nuestro ser más profundo. Actuar de acuerdo con la verdad es primero poner a Dios en el centro de nuestras vidas, ya que la Cruz es el centro de esta catedral.
¡Mis hermanos, elijan acudir a Él todos los días! En este momento, comprométanse a guardar unos minutos de silencio todos los días para dirigirse a Dios y decirle: “¡Señor, reina en mí! ¡Te regalo toda mi vida! ” 
Queridos peregrinos, sin silencio, no hay luz. La oscuridad se alimenta del ruido incesante de este mundo, lo que nos impide volvernos a Dios

El capítulo Nuestra Señora del Pilar este año 2018