POWr Event Slider

Noticias de Gricigliano

Los seminaristas de primer año con Msgr Wach



Tras el necesario descanso de las vacaciones de verano, los seminaristas vuelven a Gricigliano: algunos para el Capitulo (reunión anual de todos los canónigos del Instituto) y  el resto, unos días mas tarde, para la vendimia.

Vendimia en Grigigliano
 


Después de los reencuentros y del trabajo, unos días de silencio con el retiro del inicio del curso.
Vuelve el murmullo: son los seminaristas de primer año, que vuelven de su retiro en el convento de nuestras Hermanas Adoratrices en Suiza.

Comienza el curso. En este Año de la Misericordia los superiores quieren fomentar la devoción al Sagrado Corazón: los primeros viernes de mes serán días de retiro mensual con predicación durante la Misa cantada e instrucciones espirituales durante la jornada.


El tiempo corre y llega la fiesta de Cristo Rey, fiesta titular del Instituto, celebrada con solemnidad en la Iglesia de los Santos Miguel y Cayetano de Florencia y continuada después en el seminario. Este año es la ocasión de la admisión de nuevas postulantes para nuestras hermanas. 

Las nuevas postulantes Adoratrices con Msgr Wach y la Madre superiora.

  Pero las gracias no acaban aquí: el día de Todos los Santos recibimos la visita de su excelencia monseñor Bacqué, Nuncio Apostólico de su Santidad, que confirió la tonsura a uno de los seminaristas de primer año.








Con la Conmemoración de todos los fieles difuntos, acabamos estos días de fiesta, y continuamos con la recogida de la aceituna: el buen tiempo de finales de octubre y el peligro de perder la cosecha por los insectos ha obligado a adelantarla este año. Cuatro toneladas de aceitunas, 590 litros de aceite, son el resultado de los esfuerzos de seminaristas y huéspedes durante una semana.

Misa de Requiem en Noviembre por los defuntos en el seminario.



La recogida de la aceituna.





Comenzando la preparación de la gran fiesta de Navidad, y a pesar de los estudios y de los cargos, los seminaristas españoles no se olvidan de encomendar las necesidades e intenciones de los apostolados, canónigos y fieles del Instituto en España.